Cuaderno

El modelo (yII)

El modelo (yII) “Danza”Talla en madera de ayus y óleoJ.Lillo Galiani No ha sido la única ocasión que el artista ha vuelto al pueblo. Una vez que el modelo me ha dado permiso para su publicación, paso a continuar con el asunto y a desvelar algunos aspectos que en la primera parte no llevé a…

read more
El pintor de los molinos

Feliz esperahierro forjadoJ. Lillo Galiani Una tarde que regresaba el niño del colegio se quedó mirando aquel lienzo apoyado en una de las paredes del bazar cuyo dueño era el padre. Aquel retrato al óleo de una niña, que habían llevado para enmarcar, había llamado poderosamente su atención. Tomó el primer papel que encontró a…

read more
Andy

  Fraganciamadera de sabinaJ. Lillo Galiani Un día de junio de 1968 llega a la Factory (su estudio) de Unión Square. En la acera de enfrente le esperaba Valeri Solanis, conocida del artista y fundadora y única componente de la Society for Cutting Up Men. Ultrafeminista que sostiene la innecesaria colaboración del hombre para tener…

read more
Sobre la escultura

– “La escultura no es un objeto, es una interrogación, una cuestión, una respuesta. No puede estar terminada ni perfecta”. Alberto Giacometti. Escultor. -“Se puede decir que la arquitectura es escultura habitada”. Constantin Brancusi. Escultor. – “Es un gran privilegio trabajar con mis sentimientos, y fuera de ellos, a través de la escultura”. Louise Bourgeois. Escultora.…

read more
Duendecillos de las islas

  Danza.YesoJ.Lillo Galiani Quizás algún dios olímpico tomó un puñado de rocas y las lanzó al mar. Éstas quedaron formando una especie de círculo dispuestas para jugar al corro. Serifos, Milos, Naxos, Tinos, Míkonos, Delos y otras tantas sin olvidar la más conocida y visitada por miles de turistas: Santorini. Por su disposición más o…

read more
El origen del mundo

Entra la artista en aquella sala del museo donde se encuentran varios visitantes. Cabello negro peinado con raya a la derecha, descalza,con DanzaModelado en plastilinaJ. Lillo Galiani un vestido de tirantes amarillo con lentejuelas y por encima de las rodillas; la sombra de ojos también dorada. El color es intencionado para que haga juego con…

read more
Más allá de la formas

“Aguja para coser nubes”Acero cortén e iinox. alto 11 m.José Lillo Galiani Estaba el niño en el taller dibujando frutas. Sin mucha preocupación por las proporciones, había pintado una manzana pero ésta resultaba muy pequeña comparada con las dimensiones de la hoja de papel. El maestro, que era su padre, echándole un vistazo, le reprendió…

read more
El renovador

Rumor marino. Bronce J.Lillo Galiani El pintor era amable y bondadoso pero siempre andaba ensimismado, abstraído en sus pensamientos que quizás siempre fueran relativos al arte. Despreocupado, mostraba poca atención a su aspecto personal y siempre llevaba el mismo traje o vestimenta. Desatendía sus asuntos económicos y sólo se preocupaba de cobrar sus trabajos cuando…

read more
La cabeza del papa

Se encontraba Miguel Ángel en Roma trabajando en las estatuas para la tumba del Papa Julio II cuando éste, a través de un emisario, le ordenaba dejar los trabajos de su mausoleo y trasladarse con la máxima presteza a Bolonia. Tras su llegada, el Pontífice, que había tomado la ciudad y expulsado a sus mandatarios,…

read more
Tres Cristos tres

De vez en cuando, los noticieros nos informan de la construcción de tal o cual edificio que bate el récord en la carrera altamente competitiva hacia el cielo. ¿Qué hubieran dicho los constructores de Babel con su pequeña elevación de tierra y piedras? Pero como indica el título del artículo, que no es un trabalenguas,…

read more
Los señores del miedo

Gargolilla.bronceLillo Galiani Vigilan de día y en la oscuridad, sin tregua ni descanso, desde sus pétreas y encumbradas atalayas, nada escapa a sus escrutadoras miradas. Dicen que en las noches tormentosas, entre el ulular del viento y el chasquido del trueno, se oyen sus graznidos y horrísonos gritos; con la claridad de los relámpagos, sus…

read more
El fabricante de diablos

Para mucha gente de su época fue una especie de hechicero o loco, o tal vez la misma herramienta del demonio. Cómo si no, alguien podría reflejar en una tabla o lienzo tales alucinaciones, tales objetos, tales criaturas y tales escenarios infernales, de manera tan natural, detallada y de tan pasmosa fluidez; representando lo peor…

read more