Oficios

Entre los diversos temas que los artistas llevaron a sus lienzos, estuvo el de los oficios. Quizás por su carácter bucólico, las faenas del campo fueron muy

"Cita" Bronce J.Lillo Galiani

“Cita”
Bronce
J.Lillo Galiani

representadas. De todos ellos fue el pintor francés Julien Dupré (1851-1910), el más prolífico en esta temática. Reflejó en bellísimos lienzos realistas a los campesinos y pastores en sus distintos quehaceres: apacentando, labrando, segando, cargando heno y también descansando de estos fatigosos trabajos agrícolas. En La vendimia (Prado), de Goya (1746-1828), el artista refleja la actividad otoñal de forma delicada y elegante, tanto en los colores como en los personajes.
Pero también los pintores plasmaron otros oficios. Sorolla relata en impresionistas telas los no menos arduos trabajos de los pescadores. En una de ellas, la famosa Y aún dicen que el pescado es caro (Prado), se muestra un pescador herido, atendido por dos compañeros.
En La fragua de Vulcano (Prado), Apolo comunica al dios el adulterio de su esposa,Venus, con Marte. Velázquez (1599-1660) representa una fragua idealizada pues los forjadores de armaduras, durarían poco en ella descalzos y a piernas y pechos descubiertos.
En el Museo del Louvre puede admirarse el cuadro de Georges de la Tour (1593-1652), San José carpintero con intensísimos efectos de claroscuro. San José taladra un madero con una barrena, alumbrado, con una vela, por Jesús.
Rombouts (1597-1637), nos muestra en El charlatán sacamuelas (Prado), una dramática, y a la vez divertida, escena de extracción de pieza dentaria en presencia de siete asombrados y temerosos espectadores.
Quién no conoce el celebérrimo cuadro Las hilanderas de Velázquez (Prado). Cinco operarias se afanan en transformar la lana en hilo. El fondo del lienzo complementa la fábula de Aracne.
El Museo Gemäldegalerie de Dresde (Alemania), expone el cuadro Los picapedreros del pintor realista francés Gustave Courbet (1819-1877). Dos esforzados trabajadores desmenuzan, con sus pequeños martillos, la piedra para la base de las carreteras.
Y como último ejemplo, una representación del proletariado urbano. Gustave Caillebote (1848-1894), muestra en su lienzo Los acuchilladores de parqué (Museo de Orsay, París), unos operarios sacando virutas al suelo entarimado de una habitación.